miércoles, 7 de noviembre de 2012

CONSECUENCIAS DE UN EMBARAZO NO DESEADO



Un embarazo no planeado durante la adolescencia tiene muchas consecuencias físicas, emocionales, sociales en la madre, en el padre, para el hijo y como pareja.


  • Intentar interrumpir el embarazo a través de un aborto inducido.
  • Continuar con el embarazo no deseado.
  • Problemas en la estabilidad emocional de la pareja.
  • La intervención de familiares externos.
  • Culpabilidad por haber fallado a los padres.
  • Anemia, desnutrición y toxemia del embarazo.
  • Aumento de la mortalidad materna.
  • Mayor riesgo de abortos espontáneos y nacimientos prematuros o complicaciones durante el parto, por falta de madurez sexual.
  • Aumenta la probabilidad de tener más hijos, ya que al empezar jóvenes a tener relaciones sexuales, es más fácil que los hijos se sucedan rápidamente.
  • También conlleva a problemas de autoestima y frustraciones personales y sociales.
  •  Deserción escolar, abandono o cambio de un proyecto de vida profesional.
  • Dificultad para educar con cariño al bebé.
  • Mayor riesgo de separación, divorcio y abandono por parte de su compañero.
  • Al verse obligados a formar una pareja, la violencia, los reproches, los chantajes o los celos, impedirán que su unión sea estable y permanente, lo que ocasiona también que al separarse tengan problemas de estabilidad emocional con cualquier otra persona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada